Regionales

En la vía a la vereda El Consuelo huele a muerto.


Algunas personas sin sentido de pertenencia por el medio ambiente, están arrojando animales muertos sobre las vías del municipio, afectando la tranquilidad de la comunidad y contaminando el entorno. El más reciente caso, se registró ayer lunes 23 de octubre, en la calle que conduce a la vereda El Consuelo, donde un caballo fue abandonado y su proceso de descomposición intranquilizó a los habitantes de este sector.

La comunidad hace un llamado a que las personas no arrojen los animales muertos en las vías del municipio, por el contrario soliciten a las entidades encargadas el tratamiento de estos casos, para que no se fea afectados los habitantes del municipio.


Comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *